lunes, 10 de agosto de 2015

SAN LORENZO, GUARANÍME

DEVOCIONES POPULARES
SAN LORENZO, GUARANÍME
Ohai: David Galeano Olivera
       Lorenzo nació en Huesca, Aragón, España, en el siglo III. Cuando era joven se hizo diácono. En el año 258 el Papa Sixto fue ejecutado por el Emperador Romano Valerio. Cuando el Papa Sixto fue llevado al cadalso, Lorenzo, su diácono; lo lloraba. Sixto dijo a Lorenzo que tres días después él también correría la misma suerte y encargó a Lorenzo que distribuyera los bienes de la Iglesia entre los pobres para que no caiga en las manos de Valerio. Durante toda esa noche, Lorenzo distribuyó las riquezas a los más necesitados, pobres, ciegos, mancos, etc. Lorenzo niko heñóikuri Huesca, Aragón, España-pe, sa'ary'aty III-pe. Imitârusúrôguare oiko ichugui Pa'i'ykeregua. Ary 258-pe Pápa Sixto-pe ojukaukaraka'e Roma-ygua Rendotapavê hérava Valerio. Pápa Sixto-pe ojerahárôguare ojejuka haĝua, Lorenzo, ha'éva Pa'i'ykeregua, hasê ohóvo ijykére. Sixto he'íkuri Lorenzo-pe upégui mbohapy arahaguépe ha'e avei ojejukataha ha ojerure Lorenzo-pe ome'ê haĝua Tupâo mba'eta umi imboriahúvape ani haĝua ho'a Valerio poguýpe. Upe pyhare pukukue, Lorenzo ome'êkuri umi mba'eta umi oikotevêvévape, imboriahúvape, ohecha'ŷvape, ijyva'ŷvape hamba'e.
       Y así fue, pues rápidamente el Alcalde de Roma, ordenó a Lorenzo que le entregara las riquezas. Entonces, Lorenzo invitó a todos los necesitados y pobres a presentarse ante el Alcalde. Lorenzo presentó a los necesitados y pobres como los verdaderos tesoros de la Iglesia. Enojado, el Alcalde le dijo “Osas burlarte de Roma y del Emperador por eso morirás. No creas que morirás en un instante, lo harás lentamente y soportando el mayor dolor de tu vida”. Ha upeichaite ojehúkuri, pya'evoi táva Roma Rerekua, ojerurékuri Lorenzo-pe ome'êmba haĝua chupe umi mba'eta. Upémarô, Lorenzo ojerurékuri umi oikotevêvévape ha imboriahuvévape ohopa haĝua hikuái táva Rerekua renondépe. Lorenzo he'íkuri chupe umi tapicha ha'eha Tupâo mba'eta añetetéva. Pochy reheve, táva Rerekua he'i chupe “Re'apo'i ha reñembohory Roma ha Hendotapavêre upévare remanóta. Ani reimo'â pya'e remanotaha, mbegue asymi remanóta reñanduhápe teterasy tuichavéva nde rekovépe”.
       Lorenzo fue quemado vivo en una hoguera, en la Ciudad de Roma, concretamente en una parrilla. La leyenda afirma que en medio del martirio, con el cuerpo ya asado, Lorenzo dijo “Asado estoy, denme vuelta y coman” y así falleció el día 10 de agosto del año 258. Lorenzo-pe ojehapýkuri hekovére peteî tatapýpe, Táva Roma-pe, peteî so'o jehesyha ári. Mombe'upy he'i ku heterasyve jave, hete ojehesypávo, Lorenzo jeko he'i “Che rete ojehesýma, chembojeréke ha pekaru hese” ha péicha omanókuri ára 10 jasypoapy ary 258-pe.
ooo000ooo