Lengua Guarani

Lengua Guarani
Ára Pyahu

viernes, 1 de mayo de 2015

1 DE MAYO DE 1865: TRATADO SECRETO DE LA TRIPLE ALIANZA

TRATADO SECRETO DE LA TRIPLE ALIANZA – ÑE'ÊME'Ê ÑEMI MBOHAPY TETÂ OGUEROGUATÁVA
Ohai: David Galeano Olivera
       Pe mba'e vaiete niko oñemoneíkuri ára 1 jasypo ary 1865-pe, ArgentinaBrasil ha Uruguay oĝuahêrôguare peteî ñe'ême, ñemiháme, ombogue haĝua ñane retâme. Mboyvy oî ko yvy ape ári ñorairô ojoguáva upévape. Hetaitereirasa kuimba'e, kuña, tuja,ĝuaiĝui, mitârusu ha mitâ ojejukákuri upérô. Ñorairô Guasu opárôguare 1870-pe mbovymi opytákuri tekove ñane retâme ha mbohapyve tetâ ogueroguatava'ekue upe ñe'ême'ê ñemi iporuguypa opytávo hikuái. Ndaha'eiete mba'e porâ pe ojapova'ekue. Ndoguerekói hikuái mba'eve ojerovu haĝua.

Paraguay yvyra'ânga Ñorairô Guasu peve
ooo000ooo

ooo000ooo
Leer PALABRAS DEL MCAL. LÓPEZ, en (https://www.youtube.com/watch?v=qrEu_Zg_a8g)



Leer JOSÉ EDUVIGIS DÍAZ – BATALLA DE KURUPA'YTY, en (http://lenguaguarani.blogspot.com/2013/09/jose-eduvigis-diaz-kurupayty-norairo.html)

ooo000ooo


LA HISTORIA

       En un frio 2 de marzo de 1866 en la sesión del Parlamento Británico, el primer ministro Russel incorporo en su informe a la cámara una traducción completa de un documento secreto proveniente del Rio de la Plata. Así se informaba sobre el Tratado Secreto de la Triple Alianza, poniendo fin a la intención de los firmantes, Argentina, Brasil y Uruguay, de que permaneciera este documento eternamente secreto. La prensa de Londres, “The Times”, publico inmediatamente el documento completo.

       Pero porque se difundió en Londres y sobre todo como llego hasta allí, si era un documento secreto?, y que por su falta total de respeto del derecho, normas y actos internacionales, el artículo 18 del Tratado establecía que permaneciera "secreto hasta que se consiguiera el fin principal de la Alianza”. La historiografía tiene fundamentalmente dos versiones.


       La primera dice que ante la sospecha, y denuncia, de que Argentina y Brasil querían hacer desaparecer por completo al Paraguay mediante la guerra, el ministro de Relaciones Exteriores del Uruguay, Carlos de Castro, entrego en confianza al embajador británico, Lettson, una copia del Tratado, donde supuestamente se garantizaba la continuidad del Paraguay. Este a su ves envió la copia a su gobierno en Londres y allí se difundió en el Parlamento.

       La segunda versión dice que ese documento llego a manos del embajador británico, también de parte del ministro Castro, no para respaldar una posición política, sino como una garantía casi prendaria para obtener más créditos para continuar la guerra, pues con este documento secreto, se cercioraban los bancos ingleses que el préstamo seria pagado, ante un triunfo asegurado. Sea cual fuera la intención, el secreto no duro mucho.

       El Tratado fue firmado por el diplomático Francisco Otaviano de Almeida Rosa, por el Imperio; Rufino de Elizalde, por Argentina, y Carlos de Castro, por el gobierno oriental del Uruguay. Estaban presentes a la firma del documento el vicealmirante Tamandaré, el general Justo José de Urquiza y el general Manuel José Osorio, que lideró las fuerzas imperiales de tierra durante la primera parte de la guerra. A la noche, después de una cena ofrecida por Bartolomé Mitre a Justo José de Urquiza, Venancio Flores, Manuel Osorio y Tamandaré, fue aceptado el plan de guerra propuesto por el presidente argentino.

       El tratado documentaba los objetivos reales del conflicto. Se determinaba solidaridad obligatoria de las tres naciones hasta la victoria final y la desaparición del “actual gobierno del Paraguay ". Así que se requería la rendición incondicional del oponente, para imponer por las armas un nuevo gobierno y el destino político e institucional a la nación que se combatía, según la voluntad de los vencedores, lo que demostraba el carácter imperialista de la Alianza. Se trataba, pues, de una guerra de dominio político y de conquista territorial. Reducción de un país independiente a la situación de cuasi vasallo.

       Más tarde, el propio Bartolomé Mitre reconocería como verdaderos objetivos de la guerra abrir y dominar el comercio con el Paraguay y ajustar las fronteras según los deseos del Estado argentino. El 10 de diciembre de 1869, en carta a Juan Carlos Gómez, Mitre era también claro que, entre las principales razones de la guerra contra el Paraguay, no estaba el derrocamiento al dictador terrible, pero si la conquista territorial. “[…] los soldados aliados, y muy especialmente los argentinos, no han ido al Paraguay a derribar una tiranía", "y lo mismo habríamos ido si, en vez de un gobierno monstruoso y tiránico, como el de López, hubiéramos sido insultados por un gobierno más liberal y civilizado ". Mitre se dejaba claro y sin pruritos, que el gran objetivo de la guerra fuera "reconquistar [sic] sus fronteras de hecho y de derecho” 

       El gobierno imperial vivió también la contradicción puesta por la insistente retórica de guerra hecha contra el tirano Francisco Solano López y el gobierno del país y no contra el Paraguay y su población. El 6 de septiembre de 1870, tras la victoria en el Senado del Imperio, el vizconde de Río Branco recordaba: “[…] tomaba cuerpo en Paraguay la creencia de que los aliados, con esta guerra de cinco años, en la que se derramó tanta sangre en los que se han derramado tantos tesoros, no tuvieron otro fin que liberar el Paraguay de la tiranía del mariscal Francisco Solano López". Por lo tanto, agregaba, "era necesario mostrar al gobierno provisional [Paraguayo] que los aliados se habían propuesto más que terminar con el gobierno de López [...]." Libre navegación, rediseño infame de las fronteras, indemnización faraónica, hegemonía imperial sobre el país... el tratado definía, en los hechos, los objetivos generales del Imperio del Brasil y de Argentina liberal-unitaria en hacer la guerra a la República del Paraguay, bajo cualquier excusa.

       El coronel inglés George Thompson escribió sobre su participación en la guerra: "No tenía ningún motivo de interés especial, pues no recibí aumento alguno en mis sueldos; pero cuando se publicó el tratado secreto abracé la guerra con mayor entusiasmo, porque los términos del protocolo me hicieron creer que el Paraguay debió combatir o sucumbir."

       Así hoy a 152 años de la publicación de este impresentable y escandaloso Tratado de la Tripe Alianza, rendimos un homenaje a los héroes de aquella guerra.

       Resumen de JCP. Extraído de “Hace 100 años” de Efraim Cardozo, “ La Guerra del Paraguay” de Leon Pomer, “La Guerra Sin Fin” de Mario Maestri , “Orígenes de la guerra de la Triple Alianza” de Perham Horton Box y “ La guerra del Paraguay” de George Thompson



No hay comentarios: